El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

residuos3

GESTIÓN DE RESIDUOS PELIGROSOS

La universidad de Castilla La Mancha, como institución pública de investigación y docencia, tiene la obligación social y legal de desarrollar su actividad con “calidad ambiental”. Ello le obliga al cumplimiento, por una parte, de los requisitos contemplados en la normativa vigente y, por otra, a compatibilizar su labor con la mejora de la calidad de vida y la protección del entorno donde se ubica. La consecución de estos objetivos es requerida no solo por las administraciones autonómicas, nacionales y la Unión Europea, sino por la sociedad en su conjunto.

Por lo tanto, la UCLM se ha concienciado y no comparte la idea de que la calidad ambiental es una carga improductiva y generadora de gastos, sino que se ha transformado en un compromiso de responsabilidad social, que conlleva una gestión de programas y recursos, convirtiéndose así en un factor de crecimiento y rentabilidad económica. Se debe aprender también que la forma más eficaz de llevar a cabo una buena gestión del medio ambiente consiste en la autorregulación mediante normas internas de conducta. Esto implica mejora de procesos, reciclado de subproductos, uso de los recursos y de tecnologías menos contaminantes, renovación de equipos, etc.

Asimismo, la necesidad de contemplar la problemática medioambiental como un aspecto más de la planificación de la Universidad, requiere que su Equipo de Gobierno disponga de información suficiente y sistemática, que le sirva de soporte para la toma de decisiones. Los instrumentos, mediante los cuales esta información se obtiene y se ordena son los Programas y Sistemas de Gestión Medioambiental (Ecogestión), a nivel estratégico organizativo y operativo, y las Auditorias Medioambientales a nivel de seguimiento y control.

Por todo esto, ya en 1993, la Unión Europea publicó el Reglamento 1836, por el que se permitía a las empresas del sector industrial adherirse con carácter voluntario al sistema comunitario de auditoría y gestión medioambiental. Posteriormente, el comité internacional de normalización ISO comenzó la elaboración de las normas de la serie ISO-14000 que, hoy en día, constituyen la referencia a nivel mundial en este campo.

Desde el Equipo de Gobierno de la Universidad de Castilla-la Mancha, se ha decidido dotar a la UCLM de un Sistema de Gestión de Residuos para los que se producen como consecuencia de su actividad.

En esta línea viene actuando la UCLM desde abril de 2000, fecha en la que se elaboró un programa de gestión interna de residuos para la Fábrica de Armas de Toledo a través de un Convenio de Colaboración entre el Departamento de Ingeniería Química de la UCLM y la empresa Cartera Ambiental. En abril de 2001 se creó la Dirección Académica para la coordinación de la gestión de los residuos Tóxicos y Peligrosos, adscrita al Vicerrectorado de infraestructuras y Desarrollo Empresarial.

Tomando en consideración el marco académico en el que el sistema de gestión de residuos de la UCLM debe desarrollarse, el objetivo general se ha desglosado en los siguientes puntos específicos:

  • Identificar la gestión actual que de los mismos se hace.
  • Conocer cualitativa y cuantitativamente la producción de residuos
  • Disminuir los riesgos derivados de la generación, recogida, manipulación y almacenamiento de residuos.